Ortopedista en Naucalpan - Dr. Luis Hernández

Artroscopia de hombro en Naucalpan – Dr. Luis Hernández

¿Buscas a un especialista en artroscopia de hombro en Naucalpan? Soy un Especialista Certificado por el Consejo Mexicano de Ortopedia con más de 12 años de experiencia. Especializado en el procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo que permite examinar, diagnosticar y tratar problemas dentro de la articulación del hombro.


Basado en +59 opiniones

  • Google
Testimonios – Artroscopia de hombro en Naucalpan

Esto dicen mis pacientes

Artroscopia de hombro en Naucalpan

Soy el Dr. Luis Hernández

Día a día me levanto con la convicción de ayudar a más pacientes a mejorar su calidad de vida. Soy Médico General por la UNAM, cuento con una Especialidad en Ortopedia en el Hospital ISSEMYM (Avalada por la UAEM) y una Alta Especialidad en Cirugía Articular (Avalada por la UNAM)

Soy miembro titular del Colegio Mexicano de Ortopedia y cuento con tecnología para el abordaje quirúrgico de mínima invasión, así como artroscopias y ultrasonografías como método diagnóstico.

Experiencia – Especialista en pie plano en Naucalpan

Experiencia en números

Años de Experiencia
Pacientes atendidos
Procedimientos realizados
Contacto – Artroscopia de hombro en Naucalpan

Ubicación

Cto. Medicos 24-2 Piso, Cd. Satélite, 53100 Naucalpan de Juárez, Méx.

Teléfono

55 2625 3111

Email

drluisehc@yahoo.com.mx

Envía un mensaje

    Aceptamos Seguros de Gastos Médicos Mayores – Artroscopia de hombro en Naucalpan

    Artroscopia de hombro en Naucalpan

    ¿Buscas a un especialista en artroscopia de hombro en Naucalpan?

    ¡Yo puedo ayudarte con tu condición! Contáctame por llamada telefónica o si prefieres, mándame un mensaje por WhatsApp.


    Artroscopia de hombro en Naucalpan

    La artroscopia de hombro es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo que permite a los médicos examinar, diagnosticar y tratar problemas dentro de la articulación del hombro. Utiliza un instrumento llamado artroscopio, que es una pequeña cámara con una luz en el extremo. Esta cámara se inserta en la articulación a través de una pequeña incisión y envía imágenes de alta definición a un monitor, lo que permite al cirujano ver el interior del hombro en detalle.

    La artroscopia de hombro se utiliza para tratar diversas condiciones, como desgarros del manguito rotador, inestabilidad del hombro, lesiones del cartílago, y otros problemas que afectan la articulación. Al ser un procedimiento mínimamente invasivo, suele implicar menos dolor postoperatorio y una recuperación más rápida en comparación con la cirugía abierta tradicional.

    ¿Cómo se lleva a cabo?

    La artroscopia de hombro se realiza en varias etapas, cada una de las cuales es fundamental para el éxito del procedimiento:

    1. Preparación: Antes de la cirugía, el paciente puede someterse a estudios de imagen, como radiografías o resonancias magnéticas, para evaluar la condición del hombro. El paciente también recibirá instrucciones sobre cómo prepararse para la cirugía, que pueden incluir ayuno previo y ajustes en la medicación.
    2. Anestesia: El procedimiento generalmente se realiza bajo anestesia general, lo que significa que el paciente estará dormido y no sentirá dolor. En algunos casos, se puede utilizar anestesia regional para adormecer solo el brazo y el hombro.
    3. Inserción del artroscopio: El cirujano realiza una pequeña incisión en el hombro e inserta el artroscopio. Este dispositivo envía imágenes en tiempo real a un monitor, lo que permite al cirujano visualizar la articulación en detalle.
    4. Tratamiento de la afección: Dependiendo de la condición diagnosticada, el cirujano puede realizar varios procedimientos terapéuticos. Esto puede incluir la reparación de desgarros del manguito rotador, la extracción de tejido inflamado o dañado, la corrección de lesiones del cartílago, o la estabilización de una articulación inestable. Para esto, se pueden hacer varias incisiones pequeñas adicionales para insertar instrumentos quirúrgicos especiales.
    5. Cierre de las incisiones: Una vez completado el tratamiento, el artroscopio y los instrumentos se retiran, y las incisiones se cierran con suturas o adhesivos quirúrgicos. Las heridas se cubren con vendajes estériles.

    Los beneficios de este procedimiento mínimamente invasivo incluyen menos dolor, una menor tasa de complicaciones, cicatrices más pequeñas y una recuperación más rápida en comparación con la cirugía abierta.

    ¿Cuáles son los diagnósticos más comunes que recurren a este tipo de procedimiento?

    Los diagnósticos más comunes que recurren a la artroscopia de hombro incluyen:

    • Desgarros del manguito rotador: Lesiones en los tendones que estabilizan la articulación del hombro, lo cual puede causar dolor y debilidad.
    • Inestabilidad del hombro: Cuando la cabeza del húmero se desplaza fuera de la cavidad glenoidea, causando dislocaciones recurrentes.
    • Lesiones del labrum: Daños en el anillo de cartílago que rodea la cavidad glenoidea, lo cual puede afectar la estabilidad del hombro.
    • Tendinitis y bursitis: Inflamación de los tendones o la bursa (una bolsa llena de líquido que reduce la fricción), que puede causar dolor y limitación del movimiento.
    • Artritis: Desgaste y daño del cartílago de la articulación, lo cual puede llevar a dolor crónico y rigidez.
    • Pinzamiento subacromial: Cuando los tendones del manguito rotador se irritan y se inflaman al pasar por debajo del acromion, una parte del omóplato.

    ¿Quiénes son candidatos para realizar este procedimiento?

    Son candidatos para la artroscopia de hombro aquellos pacientes que presentan problemas en la articulación del hombro que no han respondido adecuadamente a tratamientos no quirúrgicos, como fisioterapia, medicación o inyecciones de corticosteroides. Los pacientes pueden incluir personas con desgarros del manguito rotador, inestabilidad del hombro, lesiones del labrum, tendinitis, bursitis, artritis y pinzamiento subacromial.

    ¿Cuánto tiempo dura este tipo de procedimiento?

    La artroscopia de hombro generalmente dura entre una y dos horas, dependiendo de la complejidad del problema a tratar y de las intervenciones necesarias. Sin embargo, el tiempo exacto puede variar según el diagnóstico específico y la extensión del daño en la articulación del hombro.

    Tiempos de recuperación

    El tiempo de recuperación después de una artroscopia de hombro puede variar, pero la mayoría de los pacientes pueden regresar a sus actividades normales en un período de seis semanas a tres meses. Sin embargo, una recuperación completa puede tomar hasta seis meses, especialmente si se realizó una reparación extensa del manguito rotador o de otras estructuras. El historial médico del paciente y la extensión del daño también influirán en el tiempo exacto de recuperación. La fisioterapia es una parte crucial del proceso de recuperación, ayudando a restaurar la fuerza y la movilidad del hombro.

    Resultados

    Los resultados de la artroscopia de hombro suelen ser positivos, con muchos pacientes experimentando una reducción significativa del dolor y una mejora en la función del hombro. Los resultados exactos dependen del diagnóstico inicial, la gravedad del daño en el hombro y el historial médico del paciente. La mayoría de los pacientes pueden esperar una mejora notable en la calidad de vida, aunque algunos pueden necesitar tiempo adicional y fisioterapia para recuperar completamente la función del hombro. En casos más complejos, como desgarros extensos del manguito rotador o artritis severa, los resultados pueden variar y podrían requerir tratamientos adicionales.

    El Dr. Luis Hernández cuenta con más de 12 años de experiencia que lo avalan. ¡Agenda hoy mismo!

    Agenda una consulta con un especialista en artroscopia de hombro en Naucalpan

    Marca a este teléfono o envíame un mensaje de WhatsApp. ¡Con gusto resolveré tus dudas!