Ortopedista en Naucalpan - Dr. Luis Hernández

Artroplastia de rodilla en Naucalpan – Dr. Luis Hernández

¿Buscas a un especialista en artroplastia de rodilla en Naucalpan? Soy un Especialista Certificado por el Consejo Mexicano de Ortopedia con más de 12 años de experiencia. Especializado en artroplastia de rodilla.


Basado en +59 opiniones

  • Google
Testimonios – Artroplastia de rodilla en Naucalpan

Esto dicen mis pacientes

Artroplastia de rodilla en Naucalpan

Soy el Dr. Luis Hernández

Día a día me levanto con la convicción de ayudar a más pacientes a mejorar su calidad de vida. Soy Médico General por la UNAM, cuento con una Especialidad en Ortopedia en el Hospital ISSEMYM (Avalada por la UAEM) y una Alta Especialidad en Cirugía Articular (Avalada por la UNAM)

Soy miembro titular del Colegio Mexicano de Ortopedia y cuento con tecnología para el abordaje quirúrgico de mínima invasión, así como artroscopias y ultrasonografías como método diagnóstico.

Experiencia – Artroplastia de rodilla en Naucalpan

Experiencia en números

Años de Experiencia
Pacientes atendidos
Procedimientos realizados
Contacto – Artroplastia de rodilla en Naucalpan

Ubicación

Cto. Medicos 24-2 Piso, Cd. Satélite, 53100 Naucalpan de Juárez, Méx.

Teléfono

55 2625 3111

Email

drluisehc@yahoo.com.mx

Envía un mensaje

    Aceptamos Seguros de Gastos Médicos Mayores – Artroplastia de rodilla en Naucalpan

    Artroplastia de rodilla en Naucalpan

    ¿Buscas a un especialista en artroplastia de rodilla en Naucalpan?

    ¡Yo puedo ayudarte con tu condición! Contáctame por llamada telefónica o si prefieres, mándame un mensaje por WhatsApp.


    Artroplastia de rodilla en Naucalpan

    La artroplastia de rodilla, también conocida como reemplazo de rodilla, es una cirugía en la que se reemplaza una rodilla dañada o desgastada con una prótesis de metal y plástico. Este procedimiento se realiza principalmente para aliviar el dolor y restaurar la función de la rodilla en personas con artritis severa u otras condiciones que han dañado la articulación.

    La cirugía implica la eliminación de las partes dañadas del hueso y el cartílago de la rodilla, que son reemplazadas por componentes artificiales que imitan la función de una rodilla natural. Esta prótesis puede ser total o parcial, dependiendo del grado de daño en la articulación. La artroplastia de rodilla es una opción efectiva cuando otros tratamientos, como la medicación y la fisioterapia, no han proporcionado alivio suficiente del dolor o mejoría en la movilidad.

    ¿Cómo se lleva a cabo?

    La artroplastia de rodilla se realiza en varias etapas, cada una de las cuales es crucial para el éxito del procedimiento:

    1. Preparación: Antes de la cirugía, el paciente puede someterse a varios exámenes, como radiografías y análisis de sangre, para evaluar la condición general de la rodilla y planificar el procedimiento. El paciente también recibe instrucciones sobre cómo prepararse para la cirugía, incluyendo la suspensión de ciertos medicamentos y el ayuno previo.
    2. Anestesia: El procedimiento se realiza bajo anestesia general, donde el paciente estará dormido, o bajo anestesia espinal, donde el paciente estará despierto pero sin sensación en las piernas.
    3. Incisión: El cirujano realiza una incisión en la parte frontal de la rodilla para acceder a la articulación.
    4. Preparación del hueso: Se retiran las partes dañadas del fémur, la tibia y, si es necesario, la rótula. Las superficies del hueso se moldean para adaptarse a los componentes de la prótesis.
    5. Implantación de la prótesis: Se colocan los componentes de metal y plástico en la rodilla, que pueden ser cementados o encajados en el hueso para asegurar una fijación firme.
    6. Cierre de la incisión: Una vez implantada la prótesis, la incisión se cierra con suturas o grapas quirúrgicas y se cubre con un vendaje estéril.
    7. Recuperación inicial: Después de la cirugía, el paciente se traslada a una sala de recuperación donde es monitoreado de cerca hasta que la anestesia desaparece.

    Los beneficios de la artroplastia de rodilla incluyen la reducción del dolor, la mejora de la movilidad y una mayor capacidad para realizar actividades diarias. Aunque es un procedimiento invasivo, los avances en las técnicas quirúrgicas han mejorado significativamente los resultados y reducido el tiempo de recuperación.

    ¿Cuáles son los diagnósticos más comunes que recurren a este tipo de procedimiento?

    Los diagnósticos más comunes que recurren a la artroplastia de rodilla incluyen:

    • Osteoartritis: Es la causa más común de dolor y discapacidad en la rodilla, causada por el desgaste del cartílago articular.
    • Artritis reumatoide: Una enfermedad inflamatoria que puede dañar el revestimiento de la articulación de la rodilla, causando dolor y rigidez.
    • Artritis postraumática: Daño en la rodilla debido a una lesión previa, como una fractura o un desgarro de ligamentos, que puede llevar a la artritis.
    • Deformidades de rodilla: Condiciones como el genu varo (piernas arqueadas) o genu valgo (piernas en X) que pueden causar desgaste y dolor en la articulación.
    • Fracaso de un reemplazo de rodilla previo: Algunos pacientes pueden requerir una segunda cirugía para reemplazar una prótesis que ha fallado.

    ¿Quiénes son candidatos para realizar este procedimiento?

    Son candidatos para la artroplastia de rodilla aquellos pacientes que presentan dolor severo en la rodilla y limitación de la función que no ha mejorado con tratamientos no quirúrgicos, como la medicación, la fisioterapia o las inyecciones. Los candidatos típicos incluyen personas con osteoartritis, artritis reumatoide, artritis postraumática y deformidades de rodilla. La decisión de proceder con la cirugía se basa en una evaluación cuidadosa de la salud general del paciente, la gravedad de los síntomas y el impacto en la calidad de vida.

    ¿Cuánto tiempo dura este tipo de procedimiento?

    La artroplastia de rodilla generalmente dura entre 1 y 2 horas. Sin embargo, el tiempo exacto puede variar dependiendo de la complejidad del caso y del tipo de prótesis que se implante. La duración del procedimiento incluye el tiempo necesario para la anestesia, la cirugía en sí y el cierre de la incisión.

    Tiempos de recuperación

    El tiempo de recuperación después de una artroplastia de rodilla varía según el paciente y la complejidad del procedimiento. En general, los pacientes pueden comenzar a caminar con la ayuda de dispositivos de apoyo como un andador o muletas dentro de uno a dos días después de la cirugía. La mayoría de los pacientes pueden regresar a sus actividades normales en un período de seis semanas a tres meses. Sin embargo, una recuperación completa, incluyendo la fuerza y la movilidad total de la rodilla, puede tomar hasta seis meses.

    El historial médico del paciente y la extensión del daño en la rodilla también influirán en el tiempo exacto de recuperación. La fisioterapia es una parte crucial del proceso de recuperación, ayudando a restaurar la fuerza y la movilidad de la rodilla.

    Resultados

    Los resultados de la artroplastia de rodilla suelen ser muy positivos, con la mayoría de los pacientes experimentando una reducción significativa del dolor y una mejora en la función de la rodilla. Los resultados exactos dependen del diagnóstico inicial, la gravedad del daño en la rodilla y el historial médico del paciente. La mayoría de los pacientes pueden esperar una mejora notable en la calidad de vida, aunque algunos pueden necesitar tiempo adicional y fisioterapia para recuperar completamente la función de la rodilla.

    El Dr. Luis Hernández cuenta con más de 12 años de experiencia que lo avalan. ¡Agenda hoy mismo!

    Agenda una consulta con un especialista en artroplastia de rodilla en Naucalpan

    Marca a este teléfono o envíame un mensaje de WhatsApp. ¡Con gusto resolveré tus dudas!